jueves, 27 de julio de 2017

EL EJERCITO "PEGA en la BOLSA" al CARTEL del GOLFO,le TUMBA 3 TONELADAS de MOTA en la RIBEREÑA...venia de Nuevo león.


Un cargamento de más de tres toneladas de mariguana procedente de Monterrey fue descubierto dentro de un tractocamión que transportaba sorgo y maíz en la carretera ribereña.

El camión fue interceptado por militares la tarde del miércoles para una revisión de rutina en la carretera ribereña a la altura del municipio de Díaz Ordaz.

Tras revisar el cargamento de granos, los soldados localizaron paquetes cuadrados sellados con cinta.

Al realizar una inspección detallada, confirmaron que se trataba de yerba con olor propio de la mariguana, por lo que procedieron a decomisar toda la carga.

El chofer declaró que había partido de Monterrey y su destino era la ciudad de Matamoros, Tamaulipas,

Al final se contabilizaron 315 paquetes con un peso total de 3 mil 165 kilos, por lo que los militares notificaron al fiscal federal de la PGR para que tomara conocimiento de los hechos y aseguraron la unidad junto con los granos y la droga.

El Ejército reportó que esta acción es parte del marco de la Operación Noreste que tienen activada para reducir la violencia en el estado de Tamaulipas.

Apenas el miércoles elementos de la Sedena habían descubierto otra carga de mariguana en las orillas del Río Bravo, en las inmediaciones del puente internacional Reynosa-Pharr.


En ese evento se decomisaron más de 300 kilos de droga empaquetada.

fuente.-

EL "OJOS",OTRO CRIMINAL "BIEN ARREGLADO" por la AUTORIDAD...la cdmx, tan corrupta como el resto de país.


Sopla en las calles de la Ciudad de México una gran mentira. Que aquí no hay carteles mafiosos ni organizaciones criminales grandes. Marketing ralo para maquillar una urbe tan corrupta como el resto del país.
Es falso que las organizaciones ilegales que dominan México no tengan presencia en la capital. En la realidad todas están presentes. Si alguna no lo estuviera querría decir que no es un cartel, sino una red menor y sin importancia.
La Familia Michoacana, el Cartel Jalisco Nueva Generación, la Federación de Sinaloa, Los Zetas, Los Rojos o cualquier otra expresión delictiva —para ser relevante— necesita tener presencia en la Ciudad de México.
Hace tiempo ya que Animal Político publicó Narcodata, para exhibir la presencia de los carteles nacionales en la capital del país. Su fuente fue la secretaría de la Defensa Nacional y la información ofrecida al público no dejó dudas: en la CDMX cohabitan todas las mafias que gobiernan algún territorio mexicano.
Es falso que en la Ciudad de México no haya presencia de cárteles; todos tienen un pie en la antigua Tenochtitlán, y si no lo tuvieran perderían el status de cártel.
Pero el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, afirma que en la Ciudad no hay carteles, sino asociaciones delictuosas.
¿Cuál es la diferencia entre un cartel y una asociación de delincuentes? A propósito de la mafia que opera en Tláhuac, el jefe de Gobierno insiste: “el grupo de El Ojos era amplio, violento y operaba fuera de Tláhuac, pero no era un cartel”.
¿Por qué no era un cartel? Mancera se equivoca y probablemente lo hace con conciencia. La organización que hasta hace poco lideraba Jesús Pérez Lara, alias la Mano con ojos, tiene presencia —no sólo en Tláhuac— sino también en Iztapalapa, Milpa Alta, Chalco, Los Reyes la Paz y Ciudad Nezahualcóyotl.
Podría no ser un cartel, pero la jefatura de estas plazas la tuvo El Ojos hasta que la Marina lo eliminó del mapa. Es impreciso el jefe de Gobierno al decir que la mafia de Tláhuac no es un cártel, pero tiene razón al colocarla como una estructura criminal que juega en las ligas menores.
Un cartel es una organización criminal que tiene bajo su férula varias plazas. Por ejemplo, el viejo Cártel del Golfo fue un empresa que tuvo bajo su axila las plazas de Reynosa, Nuevo Laredo, Miguel Alemán, Victoria o Camargo. Bajo la misma definición, el Cártel de Juárez logró asociar a los jefes de plaza del valle de Juárez, Ciudad Juárez y Casas Grandes.
La definición de cartel tiene que ver con la magnitud. Cuando Mancera dice que el Cartel de Tláhuac no existe, quiere decir que no hay jefes de plaza que gobiernen toda la urbe.
En la Ciudad de México La Familia Michoacana nombra a los jefes de plaza en Iztapalapa. Lo mismo hace La Federación de Sinaloa en Tláhuac, Milpa Alta, Valle de Chalco y también, parte de Iztapalapa.
No hay un solo cartel en la CDMX, sino varios, que han aprendido a cohabitar.
Ser jefe de plaza significa estar arreglado con la autoridad y, a la ves, ofrecer protección para los negocios ilegales. Las cuotas que se cobran producen ingresos cuando se tiene un negocio relacionado con la apuesta, la prostitución, el consumo de bebidas alcohólicas, el secuestro, el robo de vehículos o el tráfico de migrantes.
Todos esos negocios, más la venta de estupefaciente, son boyantes en la CDMX y tienen mayor éxito que en el resto del país. Su éxito depende de la presencia de cárteles en la capital del país, que cobran derecho de piso a los jefes de plaza, mientras ellos exigen —a su vez— impuestos informales a quienes operan y se enriquecen fuera de la ley.
Nos engañamos los habitantes de la Ciudad. En la CDMX operan cárteles muy poderosos y también jefes de plaza que no están dispuestos a ceder poder frente a las autoridades.
ZOOM: en la CDMX existen carteles —es decir empresas que agrupan a un número extendido de jefes de plaza que, para operar, están arreglados con el gobierno porque, de otra manera, no podrían proteger los negocios delictivos que florecen dentro de su territorio. 

Fuente.-

@ricardomraphael
(imagen/LaSillaRota)

EL "BUKANAS",de MANDO POLICIAL a SICARIO ZETA y de AHI a "CAPO HUACHICOLERO"...la misma ruta de siempre.


Roberto de Los Santos de Jesús, “El Bukanas” o “El Bukanans”, líder de ladrones de combustibles en Puebla y entrenador de sicarios y “estacas” de Los Zetas en Veracruz, por quien el gobierno de Veracruz ofrece un millón de pesos de recompensa a quien dé información fehaciente para su detención, apenas hace tres años era comandante de la Policía Municipal de Maltrata, en la región montañosa veracruzana.
Hoy, el gobernador veracruzano Miguel Ángel Yunes Linares expuso que “ayer” habló con su par de Puebla, Antonio Gali, y aseguró que probablemente esta entidad también “ofrezca recompensa” a quien conlleve a la captura del también llamado “El Bukana”, peligroso delincuente que mantiene asolados municipios de Veracruz como Maltrata, Acultzingo, Nogales, Río Blanco, pero también en Puebla como Zaragoza, Vicente Guerrero y Palmarito.

“El Bukanas” salió a la luz pública como líder criminal y como comandante policíaco en septiembre de 2014 tras una irrupción militar en el narcorrancho San Pedro, en la congregación Sierra de Agua en las Cumbres de Acultzingo, que puso al descubierto la aceitada red criminal y de corrupción que operaban Los Zetas con las fuerzas policíacas.
Dirigidos por Roberto de los Santos, policías municipales en activo de Maltrata y Acultzingo entrenaban en este rancho a futuros “estacas” de Los Zetas, jóvenes de entre 17 y 25 años a quienes les enseñaban a “tablear” víctimas, torturarlos en fosas de aguas residuales, utilizar armas y a lesionarlos en celdas de castigo.
El rancho criminal fue “reventado” por fuerzas federales, cuando descubrieron a presuntos “halcones” comprando abundante comida en un comedor de la carretera federal que conduce de Orizaba Veracruz a Tehuacán, Puebla; estos presuntos integrantes de células criminales –indicó el parte militar- eran “cuidados de cerca” por policías municipales.
Ese día, tres jóvenes sicarios fueron abatidos y 31 futuros delincuentes fueron detenidos, así como cinco policías municipales; “El Bukanas” y otros oficiales policíacos lograron darse a la fuga.
El centro de operaciones de “El Bukanas”, escondido entre frondosos árboles, viviendas rurales y tierras de cultivo de girasoles quedó desmantelado.
Días después de esta irrupción militar, el alcalde perredista de Acultzingo, Salomón Cid, pidió licencia al cargo, y un mes después, su antecesor, Cándido Morales sería ejecutado y su cuerpo tirado a orillas de un río. Fuerzas federales tuvieron que sitiar la región.
Tres años después, “El Bukanas” continúa asolando la región montañosa de Veracruz, pero también de Puebla.
A decir de Yunes Linares, a este expolicía municipal se le busca por “hechos violentos en Puebla”, pero con “historial delictivo” importante en el municipio de Maltrata y en otros aledaños donde se le acusa de cobrar derecho de piso y ser la frontera de Veracruz por la que ingresa víctimas de secuestro.

Pese a ello, el gobernador veracruzano descartó que se tengan que poner en investigación a policías municipales de esa región de Veracruz, como Nogales, Río Blanco, Maltrata y Acultzingo.
Justificó que hay “toda la coordinación” con el gobierno de Puebla para lograr la captura de este delincuente que ha sido dolor de cabeza de autoridades en estos municipios veracruzanos y sus limítrofes poblanos.
En Puebla, fuerzas federales llevan enfocadas más de un mes en su captura, responsabilizándolo de operar la ordeña y distribución de hidrocarburo en los ductos de Pemex, tanto en territorio veracruzano como en el llamado triángulo rojo poblano.
Apenas el fin de semana, el portal E-Consulta dio a conocer que en los municipios de Vicente Guerrero y en Moyotepec, ya en Puebla, “El Bukanas” y su gente se pasean impunemente en carros y camionetas con los vidrios polarizados, rumbo a una residencia que se encuentra oculta entre la maleza de esta geografía montañosa.
Fuente.-

CARTEL del GOLFO PLAGIA 3 ESTUDIANTES REGIOMONTANOS en REYNOSA,los "INTERROGA" y LIBERA...unos demuestran poder y otros "no poder".


Cuando regresaban de la Isla del Padre, al sur de Texas, tres jóvenes regiomontanos, de entre 23 y 28 años, fueron abordados por dos comandos en la autopista de Reynosa a Monterrey, en la parte de Tamaulipas, el pasado martes 25 de julio.

TE RECOMENDAMOS:

Creían que no volverían a ver a sus familias, pues fueron víctimas de un secuestro exprés en el vecino estado, precisamente después del evento que encabezaron los gobernadores de Nuevo León y Tamaulipas, Jaime Rodríguez Calderón y Francisco García Cabeza de Vaca, respectivamente.

“Veníamos de la Isla del Padre, el conductor, yo de copiloto y atrás nuestro compañero, cuando advertimos que dos camionetas nos siguieron, una se emparejó del lado izquierdo y la otra atrás”, dijeron.

Lo primero que pensé fue “ya nos llevó la chingada”, pues el copiloto de la camioneta que nos rebasó nos hizo señas para que nos detuviéramos y con el miedo que sentíamos no nos quedaba otra que hacerles caso, relata uno de los jóvenes.

Con palabras altisonantes y un maltrato verbal, los delincuentes les exigieron que dejaran libre el asiento delantero al lado del conductor, posición que ocupó uno de los integrantes del grupo delictivo.

“Atrás se subió el otro para vigilar a las dos personas que viajábamos, mientras que al conductor le dieron instrucciones de medir la velocidad y no hacer ningún movimiento raro, porque de ser así nos iban a matar”, relata el conductor de la camioneta.

No sabe si eran cuatro o seis los delincuentes que portaban armas largas que los amenazaron, pero recuerda que gritaban mientras les hacían preguntas para conocer su condición económica.

“¿Quiénes son ustedes?, ¿de dónde son?, ¿de dónde vienen?, ¿tienen casa en la Isla o en McAllen?, ¿sus padres tienen dinero en cuentas de los bancos texanos?”, fueron algunas de las preguntas que nos hicieron.

TE RECOMENDAMOS:

Pero el interrogatorio a bordo de la camioneta no se quedó en eso, pues además pensaron que los tres regiomontanos pertenecían a una célula delictiva.

“¡A ver, cabrón, tú que conduces la camioneta, dime, ¿a qué cártel pertenecen?, ¿con quién están vinculados?, dímelo o te lleva tu chingada madre”.

El joven recuerda que su respuesta inmediata fue que no eran delincuentes, que en Monterrey eran estudiantes de una institución privada y que harían lo que fuera para demostrarlo.

“Nos trajeron plagiados dos horas aproximadamente, que nos parecieron eternas, y no, comprobaron que no estábamos identificados con ningún grupo delincuencial, de manera que nos dejaron libres, a cambio de nada, creíamos que nos iban a quitar la camioneta, pero no fue así”, concluyó uno de los que fueron víctimas.

NOTA RELACIONADA:


Fuente.-Imagen/El norte.com

EL "OJOS" TENIA PROTECCION POLITICO-POLICIACA,la MARINA "PONE el DEDO"...en la LLAGA...corrupción viste infinitos disfraces y distintos uniformes.


Felipe de Jesús Pérez Luna, "El Ojos", tejió un red de complicidades que le permitió operar sin ser molestado por lo menos en los últimos cinco años, revelaron fuentes de la Marina.

En este entramado, explicaron, había políticos, policías de la SSP capitalina y criminales, lo cual le facilitó que su banda delictiva se desplegara en Tláhuac y otras zonas del oriente de la CDMX.

TE PODRIA INTERESAR:

Una red de "halcones" camuflados como mototaxistas, además de comerciantes, pepenadores e integrantes de organizaciones de colonias populares, formaban parte de la estructura al servicio de Pérez Luna, dijeron las fuentes consultadas.

De acuerdo con un alto mando de la Marina, las investigaciones federales sobre la estructura y operación del grupo de "El Ojos", incluyen al Delegado de Tláhuac, Rigoberto Salgado Vázquez, y a su hermano Ricardo, que encabeza una unión de mototaxis en esa demarcación.

El jueves pasado, elementos de la Marina abatieron a Pérez Luna y a siete presuntos integrantes de su grupo delictivo en un operativo en la Colonia Zapotitlán.

Las fuentes de la Marina señalaron que el operativo formó parte de una investigación sobre la ruta de la cocaína que es traficada por el corredor Guerrero-Morelos, por parte de células del Cártel de los Beltrán Leyva.

Las pesquisas federales contemplan presuntos vínculos de policías locales desplegados en Tláhuac con Pérez Luna, pues existe un acumulado de denuncias sobre robos de autos, narcomenudeo y asalto a comercios, sin que exista un desahogo ministerial sobre estos hechos o una disminución de delitos.

Incluso la base "Piraña" del grupo policiaco Zorros, adscrito a la SSP de la CDMX, se ubica en la Colonia del Mar, a un kilómetro de donde fue abatido Pérez Luna.

Información de la Armada establece que "El Ojos" se hizo del control de la distribución de cocaína y mariguana en el oriente de la CDMX, en zonas como Chalco e Iztapalapa y al sur, en Milpa Alta, Xochimilco, Coyoacán y hasta en Ciudad Universitaria, con el apoyo local en Tláhuac para mover la droga.

Esa capacidad para mover estupefacientes, principalmente cocaína y "piedra", no pudo ser indiferente al entorno delegacional, concluyeron mandos de la Marina.


Además, más de 300 ejecuciones que se han registrado en el año en los límites del Edomex con el oriente de la Ciudad de México prendieron focos rojos en el Gobierno federal para intervenir a la organización encabezada por Pérez Luna.

fuente.-