.

.
.

martes, 11 de julio de 2017

VIOLENCIA "NO PARA" PORQUE MUCHAS ARMAS "NO PARAN de ENTRAR" por TAMAULIPAS...y no las paran porque muchas tienen "paro".


Los homicidios con arma de fuego en el País crecieron 400 por ciento en los últimos 14 años, al pasar de 2 mil 616 en 2002 a 12 mil 604 en 2016, según cifras oficiales.

TE RECOMENDAMOS:

Esta cifras repuntaron a partir de 2006, cuando el Gobierno federal emprendió una lucha contra los cárteles de la droga y alcanzó su punto más alto en 2011 con 13 mil 24 ejecuciones con arma de fuego.

En paralelo, cada año ingresan a territorio nacional alrededor de 253 mil armas de manera ilegal, revela un estudio de la Universidad de San Diego sobre tráfico ilícito de armas.


De acuerdo con esta investigación, las autoridades de Estados Unidos y México sólo logran confiscar 14 por ciento de las armas que cruzan ilegalmente por la frontera.

Muchas de éstas son fusiles de asalto y pistolas de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas que van a dar a grupos del crimen organizado en México.

TE RECOMENDAMOS:

En los últimos cuatro años, se han transferido legalmente a México armas, municiones, granadas y bombas por un valor de más de 208 millones de dólares.

La mitad de esas armas y equipo han cruzado por Laredo, Texas, y han entrado a México por Tamaulipas, un estado controlado por grupos del crimen organizado, alertó John Lindsay-Poland, un activista especialista en tráfico de armas y violencia en México

"Hay una muy alta probabilidad de que haya una desviación de esas armas hacia grupos de narcotraficantes", dijo Lindsay-Poland al analizar los primeros 100 días de Trump para el Forum on Arms Trade, una red de expertos que analizan temas de armamentismo.

Los especialistas consideran que el número de armas en el País son un factor fundamental para el aumento de la violencia.

El subsecretario de Enlace Legislativo y Acuerdos Políticos de la Segob, Felipe Solís, consideró que hay condiciones para que el Congreso avance en la iniciativa que propone prisión preventiva oficiosa a la posesión y acopio de armas.

"Veo condiciones para un acuerdo. Incluso, la propia iniciativa es una iniciativa que no es del Ejecutivo federal, es una iniciativa que surgió de los propios grupos parlamentarios y creo que eso hace que haya mejores condiciones para que se pueda concretar", planteó.

Apenas este viernes, la Sedena informó del decomiso de más de cien fusiles de asalto, tres fusiles Barrett calibre 50 y 30 mil municiones en Nuevo Laredo, Texas.

Abarata armas llegada de Trump

Desde la llegada de Donald Trump a la Presidencia de Estados Unidos disminuyó el costo de las armas de fuego tanto en el mercado negro y como en el comercio legal, aseguró Robert Muggah, director de investigación del Instituto Igarapé.

"Creemos que ha habido una caída en el precio legal de las armas de fuego en los Estados Unidos porque ha habido una fuerte caída en la demanda interna y una sobreoferta continua", dijo el experto en entrevista.

Mugahh fue uno de los especialistas que elaboraron el informe "The Way of the Gun" sobre el tráfico ilegal de armas de Estados Unidos a México.

En ese informe, de marzo de 2013, se calcula que unas 253 mil armas fueron traficadas anualmente a México de manera ilegal entre 2010 y 2012, mientras que entre 1997 y 1999 habrían cruzado unas 88 mil armas.

Un 2.2 por ciento de todas las ventas de armas en Estados Unidos están destinadas al tráfico ilegal hacia México, de acuerdo con esa investigación auspiciada por el Instituto Igarapé y la Universidad de San Diego.

El documento también señala que 46.7 por ciento de vendedores de armas en EU dependen de la demanda de mexicanos para mantenerse en el mercado.

Mugahh afirmó que todo parece que esta demanda de armas para ser traficadas a México se ha mantenido hasta ahora.

"Claramente la turbulencia actual en México es buena para los minoristas locales de armas que venden ilegalmente, así como para los vendedores comerciales que venden a agencias del Gobierno", explicó.

Según este especialista, con la llegada de Trump a la Casa Blanca el pasado 20 de enero hubo una reducción en el costo de las armas después de que durante la Administración de Brack Obama éstas se habían disparado.

Por ejemplo, entre 2008 y 2015, el costo promedio de un rifle de asalto, vendido en el mercado negro estadounidense, incrementó de menos de 500 dólares a más 2 mil, de acuerdo con la base de datos "Illicit Small Arms Trafficking (ISAT)".

Muggah adjudicó el incremento al miedo de posibles leyes restrictivas sobre la posesión de armas durante la Administración del ex Presidente Barack Obama, algo totalmente diferente a lo que sucede con Trump, favorable a la industria armamentista.

Añadió que la venta legal de armas de México ha ido al alza: en el 2000, la única tienda de armas en el País, ubicada en un edificio de la Secretaría de la Defensa Nacional en la Ciudad de México, vendió 549 armas. En 2015, vendió 10 mil 115 armas.

El especialista en seguridad aseguró que los manufactureros estadounidenses también buscan expandir sus ventas entre las policías y el Ejército mexicano.

Ejemplificó que, entre 2015 y 2016, los productores de armas estadounidenses firmaron acuerdos por 276 millones de dólares con las autoridades mexicanas, además de otros acuerdos por 560 millones de dólares para la venta de equipo militar.

Muggah afirmó que hay omisión del Gobierno estadounidense para contener el flujo de armas hacia México.

Para hacer frente al problema, insistió en que Estados Unidos necesita mayores restricciones en los mercados de venta de armas, como revisión de antecedentes de los compradores y la creación de un registro nacional de ventas.

Fuente.-



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Tu Comentario es VALIOSO: