.

.
.

sábado, 31 de diciembre de 2016

LA "GUERRA al NARCO VA''PA LARGO",DICE MEDIOCRE EX-del CISEN QUE DISEÑO ESTRATEGIA que DISPARO VIOLENCIA...de los que convirtieron un problema de seguridad publica en otro de seguridad nacional.


El combate frontal contra los cárteles de la droga lo diseñó en 2007 el expresidente Felipe Calderón en un despacho en el que estaba Guillermo Valdés, exdirector de los servicios de inteligencia. Con varios informes sobre la mesa, de los militares y los gobernadores, alertando sobre la inseguridad que se vivía en el país, decidió sacar al ejército a la calle y encargó a Valdés, un académico de 60 años, el dibujo de la operación.

TE RECOMENDAMOS:

Durante sus cuatro años como director del CISEN (2007-2011) coordinó la estrategia de guerra frontal al narco, que disparó la violencia. Durante esta etapa, Valdez enfrentó la aparición de carteles como Los Zetas y la exhibición de una crueldad hasta entonces desconocida en México: decapitados, colgados de puente, desmembrados…
Enrique Peña Nieto  ha heredado y prolongado una guerra entre y contra los cárteles que deja un balance con dimensiones de conflicto bélico: más de 100.000 muertos, miles de huérfanos y casi 30.000 desaparecidos.
Según el autor de Historia del narcotráfico en México (Aguilar, 2013) en 2017 seguirá la violecia debido al enfrentamiento entre los cárteles de Sinaloa y Jalisco. Enfrente tendrá un ejército que encara, con los hombros caídos la tarea de frenar en solitario al crimen organizado en un inabarcable país.
A pesar de la captura de 80 de los 122 capos más buscados, 2016 termina con más de 20.000 nuevas víctimas, el año más sangriento de los cuatro que lleva en el poder de Peña Nieto.
Los mexicanos encaran el año 11 de la guerra contra las drogas con la sensación de estar inmersos en una larga noche en la que no amanece nunca.

"En ningún país el ejército está hecho para defender los DDHH".

Pregunta. ¿Por qué se mantienen los altos niveles de violencia?
Respuesta. La violencia se debe a dos factores. Por un lado, un crimen organizado poderoso y violento, y por otro. un estado débil en seguridad y justicia. No se puede explicar el poder y capacidad de violencia de las organizaciones criminales sin esas omisiones históricas del Estado mexicano. Lo que se hizo, durante mi etapa en el CISEN, fue iniciar un proceso de debilitamiento de las grandes organizaciones del narcotráfico.
 P. ¿Cómo han evolucionado los cárteles de la droga desde entonces hasta ahora?
R. Los cárteles se han fragmentado y esto es bueno y malo al mismo tiempo. Es bueno que sean menos poderosas, pero es malo que se hayan dividido en varias organizaciones muy violentas. Cuando empezó la lucha de Felipe Calderón había siete cárteles muy grandes y poderosos (Tijuana, Zetas, Sinaloa, Golfo, Juárez, La Familia, Beltrán Leyva). Ahora quedan dos: Sinaloa y Jalisco Nueva Generación (CJNG) y varios regionales pequeños. El resto desapareció o se convirtió en algo más pequeño, con cierta capacidad de mover droga, pero dedicado principalmente a delitos patrimoniales: secuestro, robo, extorsión. Para combatir a un cartel de Sinaloa o CJNG se requiere fuerza federal (ejército) pero para atacar a pequeñas bandas de secuestradores o ladrones es algo que puede hacer la policía, el problema es que no tenemos policía.
En Monterrey en 2010, cuando el ejército salía a perseguir Los Zetas, lapolicía salía a entorpecer el trabajo del ejército.
P: ¿Calderón abrió una guerra sin diagnóstico ni medios?
R. Ese juicio comete el error de ver la decisión de 2006 con el conocimiento de 2016. Hace diez años, claro que se tenía un diagnóstico, quizá no el más preciso y exacto, pero todos los gobernadores (CONAGO) describieron a Calderón la crítica situación que se vivía. No sólo el empoderamiento y enfrentamiento entre organizaciones , sino su transformación hacia el robo y el secuestro. Lo que no se sabía, y hay que reconocerlo, es que la violencia se dispararía hasta la magnitud actual. Por aquel entonces, el estado era débil por la falta de una policía federal (sin corromper) y el único recurso posible era el ejército. Lo hubiera hecho cualquiera. Incluso López Obrador propuso movilizar al ejército durante su campaña presidencial de 2006.
 P.¿Qué errores se cometieron entonces?
R. Lo que falló, y sigue fallando, son los niveles de coordinación entre los tres niveles de gobierno. La Federación sola puede contener el avance de las organizaciones criminales, pero sin policía es muy difícil acabar con el problema. Le doy un ejemplo; En 2010, durante la etapa de mayor violencia en Monterrey, cuando el ejército salía a perseguir a un grupo de camionetas de Los Zetas, la policía municipal salía a entorpecer el trabajo del ejército. O avisaban de que habían localizado un refugio de narcotraficantes y, en realidad, se trataba de una emboscada. Cuando tienes a las policías trabajando para los cárteles la eficacia se reduce notablemente.
 P. ¿Y no se sabía de la putrefacción policial?
Ahora hay dos cárteles fuertes y no los siete de la época de Calderón
R. Se sabía , pero había que meter a la fuerza pública para frenar la violencia. No era la solución óptima , pero no se podía esperar a tener policías confiables para hacer algo. Cuando Peña Nieto llega al poder, en 2012, lo hizo con la idea de que era el ejército quien provocaba la violencia. Decidió entonces acuartelarlo en Michoacán y utilizar a la policía federal. ¿Y qué hicieron Los Templarios? Se extendieron como nunca antes el secuestro, la extorsión, el robo…, La consecuencia fue que la gente se armó y surgieron los grupos de autodefensa. Los militares no pueden acabar la violencia, pero sí pueden frenan su expansión.
P:¿Qué nos espera en 2017?
R: La violencia seguirá creciendo porque el gobierno no tiene estrategia adecuada y seguimos sin una policía local depurada. Además hay muchas bandas violentas y se vive un enfrentamiento entre el cártel de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación (CJNG), que podría ganar esta guerra.
P:¿Cuáles son los escenarios de esta guerra?
R: Colima y Tijuana. NO hay más que ver como se han disparado los homicidos.
Desde la 'represión de Tanhuato', cuando la policía mató a 43 personas, el cártel de Jalisco conoce el precio de atacar al Estado
P. Peña Nieto dijo que devolvería a los militares a los cuarteles, pero han pasado cuatro años y esto no ha sucedido
R. Había mucho desconocimiento en el equipo de Peña Nieto sobre la complejidad de la situación. Creían que era un problema de coordinación y debilidad del sistema de justicia. Ahora se han dado cuenta de que el ejército no puede dejar las calles. Lo más grave es que no ha hecho nada por depurar las policías locales y estatales.
 P. ¿Entiende las quejas del ejército?
R. Sí, Hay un desgaste porque hay bajas y deben hacer tareas que no les corresponde. Además, está el reclamo en Derechos Humanos. Ser señalados como violadores de DDHH afecta a su imagen y a los soldados (que se ven sometidos a juicios). Pero en ningún país el ejército está hecho para defender los DDHH. El ejército está hecho para matar al enemigo y la policía para detenerlos y llevarlos ante un juez. Cambiar el comportamiento de un soldado para que haga de policía ni es fácil ni automático. Pero el ejército también se ha beneficiado. Calderón subió el salario de los soldados rasos el triple y duplicó el presupuesto militar. Ahora tienen más gente, más recursos, más capacitación.
P. ¿Si hubiera sabido el costo en vidas habría empleado otra estrategia y no la de agitar el avispero?
R. La causa de la violencia no es la intervención del Estado. Una parte sí, por ejemplo cuando se detienen al líder de un cártel y provoca una ola de violencia por la sucesión. Pero es un periodo corto en una organización y en uno o dos meses se resuelve y hay un nuevo líder. Pero el 85 % de los asesinatos tiene un patrón de ejecución y obedecen a un conflicto entre ellos.
P. ¿Qué solución vislumbra?
R. El narcotráfico no desaparecerá mientras las drogas sean ilegales y en EE. UU. haya una demanda creciente. ¿Qué podemos hacer? Imponerle, no negociar, a los carteles, reglas para que descarten la violencia, como ocurre en otras partes del mundo. ¿Y cómo se le impone? Con un Estado fuerte que les diga que si se comportan mal serán destruidos. La violencia seguirá, pero les costará más sobrevivir. Ahora los cárteles saben que su vida es más corta porque saben que la fuerza del Estado y la federación es mucho mayor. Los cárteles de Juárez, Tijuana, Los Zetas o el del Golfo ya no existen. Hay nuevos actores, pero saben que el riesgo de dedicarse a esto es mucho mayor.
P: Pero hay nuevos actores que son violentos y poderosos como el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG)
R: Sí, pero te pongo un ejemplo. El año pasado, el CJNG derribó un helicóptero y poco después llegó ‘la represión de Tanhuato’, donde la policía Federal mató a 43 personas. Desde entonces el CJNG ha minimizado su estrategia de atacar al ejército. El cartel del Pacífico, liderado por el ‘Chapo’ Guzmán’, era una organización que no atacaba al Estado; policías, soldados o la Marina. En cambio, Los Zetas o La Familia Michoacana eran más sanguinarios y por tanto su vida fue más efímera, porque el Estado se lanzó muy fuerte contra ellos.
Fuente.-

EJECUTOMETRO 2016: DESDE TIJUANA a TAPACHULA,CRIMEN QUITO la VIDA a 16 DIARIOS...la estrategia contra los que dan miedo,da miedo.

El año que hoy termina cierra con un repunte de violencia en todo el País.


Las ejecuciones presuntamente vinculadas a la delincuencia organizada aumentaron este año 27 por ciento con respecto a 2015, de acuerdo con el Ejecutómetro de Grupo Reforma.

En 2016 se registraron 6 mil 120 narcoejecuciones en todo el País, mil 331 más que el año pasado, cuando ocurrieron 4 mil 789.


Por primera vez desde 2011, se registra un repunte de la violencia vinculada con grupos criminales.

En este año -cuando se llegó a un pico máximo con más de 12 mil 300 asesinatos- se había mantenido una tendencia a la baja en las narcoejecuciones.

Las cifras indican que grupos criminales mataron en 2016, en promedio, a 16 personas cada día.

El fenómeno de la violencia abarcó prácticamente a todos los estados del País y a cientos de municipios, desde Tijuana hasta Tapachula.

Entre las víctimas están 98 funcionarios municipales, entre ellos 3 Alcaldes: Gisela Mota, de Temixco, Morelos; Juan Antonio Mayen Saucedo, de Jilotzingo, Estado de México, y Ambrosio Soto, de Pungarabato, Guerrero.


También fueron asesinados mandos policiacos y más de 339 personas murieron en enfrentamientos armados.
Fuente.-



LA "TIMORATA PROCU de TAMAULIPAS" DICE INVESTIGA al CDN por HECHOS que TAMBIEN INVESTIGARON a CABEZA de VACA 2006...sin autoridad moral.


Ante la presión ejercida la Procuraduría de Tamaulipas en la gestión del Panista Francisco Garcia Cabeza de Vaca tiene ya en sus manos la denuncia de hechos presentada por el gobierno Municipal de Nuevo Laredo para que investigue la entrega de juguetes y cobijas a habitantes de este municipio por parte de presuntos miembros del Cartel del Noreste.
La querella se suma a la indagatoria que inició la dependencia estatal en relación con la supuesta distribución de regalos a familias y que se difundió en al menos seis medios de comunicación en la ciudad.

NOTA RELACIONADA:

La Procuraduría estatal se advierte "sale al paso" del incidente criminal que la puso en entredicho y en un presunto acto de simulación dice INVESTIGA cuando es evidente que NO EJERCERA ACCION LEGAL ALGUNA si atendemos que mas que AUTORIDAD LEGAL requieren de AUTORIDAD MORAL  si consideramos que por hechos semejantes fue INVESTIGADA la propia administración de Reynosa cuando Garcia Cabeza de Vaca la presidía en 2006  pues durante festejos del día del niño organizados por OSIEL CARDENAS GUILLEN Capo del CARTEL del GOLFO y donde la gestión municipal Panista que presidía el hoy gobernador dio facilidades para que el CRIMEN ORGANIZADO celebrara un acto multitudinario de entrega de obsequios en un estadio de beisbol pletórico de asistentes,ayer como hoy solo se redujo a la amenaza legal de investigar.

El 26 de diciembre presuntos miembros del Cártel del Noreste repartieron cobijas, juguetes y cenas a familias que viven en las colonias Unión del Recuerdo, La Joya 1 y Blanca Navidad.
En el lugar colocaron pancartas y en algunos de los obsequios calcomanías con la leyenda: “Que en esta Navidad la alegría sea el mejor traje, tu sonrisa el mejor regalo, tus metas el mejor destino y tu felicidad mi mejor deseo, Feliz Navidad 2016 te desea CDN”.
La agencia Proceso informó que “la Procuraduría tomó conocimiento de los hechos referidos a partir de que fueron divulgados por los siguientes medios de comunicación: Periódico vespertino El Gráfico, El Líder, la estación radiofónica Stereo 91 y los portales de noticias revistasinfronteras.net, corporativoradionet.com y rnnoticias.com.mx, todos ellos de Nuevo Laredo”, señala el boletín de prensa del 28 de diciembre.
… Y el 2013 en Tampico
>En diciembre de 2013 circuló un video donde se aprecia a presuntos integrantes del Cártel del Golfo regalando juguetes y cenas a habitantes de Tampico.
>El grupo delictivo recorrió el centro de Tampico y el área de urgencias del hospital Canseco, para entregar los obsequios. 
>“Buenas, señora, que tenga feliz Navidad. De parte del Cártel del Golfo”, expresaban los hombres que portaban armas a las personas que hacían fila para recibir los regalos.
Con información de:


"DESMADRE NACIONAL",FALTA GOBIERNO y TE FALTA el GOBIERNO....fallido,fallando y ausente.

Para seguir con el desmadre que ha instaurado la administración del priista Enrique Peña Nieto, la llamada “liberalización” de los precios de las gasolinas está a la puerta, al tiempo que ya hay “escasez” en algunos lugares del país. 
En esta materia, Pemex ya no es una empresa del Estado, ni productiva ni improductiva, sino sencillamente un establecimiento al igual que cualquier gasolinería. Quieren que pronto no sea siquiera eso.
Pero este ingrediente del desmadre nacional no traerá como consecuencia la producción de un litro más de gasolina en el país. La refinería cuya construcción anunció el panista Felipe Calderón y para la que embarcó al gobierno de Hidalgo en la adquisición de un terreno, fue detenida por él mismo, seguido de Peña, antes de terminar el levantamiento de la barda perimetral. Mas el país destina a la compra foránea de ese combustible unos 15 mil millones de dólares anuales sin que nadie en el gobierno se preocupe por construir industria, generar empleos, obtener beneficios. Nada. Lo único que se busca es que el esquema de mercado se apegue a un manual práctico del perfecto neoliberal, cuyo programa social consiste en valerle madre la sociedad.
¿Por qué se escogió este momento para “liberar” precios de gasolinas? El país tiene ya una presión inflacionaria con el proceso devaluatorio de la moneda y el aumento del rédito. Pero al parecer esto no es suficiente para profundizar el desmadre, sino que se requieren más elementos de disturbio. Al parecer, las cosas no van a parar aquí, sino que se van a proyectar durante los próximos dos años, luego de los cuales tendremos que hacer el inventario completo de daños.
En lo que va de su sexenio, Peña Nieto –Videgaray-Meade— recortó a la mitad el ritmo anual de crecimiento económico, redujo la inversión pública productiva, casi duplicó el ritmo inflacionario, multiplicó el rédito y devaluó la moneda en 50%. Esto ya no es la repercusión del fenómeno de la volatilidad financiera internacional que presionó los mercados desde la Fed estadunidense con un absurdo juego del gato y el ratón para ver a qué hora y en cuántos puntos base iba a modificar su tasa de interés. Esto ya es otra cosa, ya existe en curso un proceso francamente regresivo frente al cual el gobierno está echando leña al fuego.
Los precios de las gasolinas no tendrían por qué alcanzar cifras mayores que en el mercado de la zona económica en la que México se encuentra. ¿Qué está ocurriendo para que la “tendencia de mercado”, el proceso de fijación de precios no opere en México? Sencillamente una manera de soltar controles para que la especulación comercial haga de las suyas con tal de que no todos los expendios sean franquicias de Pemex hasta lograr sacarlo de ese mercado. Pero eso no lo hace ningún gobierno serio, mucho menos uno que tiene dos días de reserva de gasolina en sus tanques –los únicos existentes en el país– y que, por tanto, con cualquiera cosa que ocurra, puede caer en desabasto real. No hay duda de que los errores terminan pagándose, la cuestión consiste sin embargo en el costo de cada equivocación, el cual no tendría que ser tan alto si hubiera gobierno en lugar de desmadre.
Ya lo ha dicho Meade, quien supone que en aras de las “liberalizaciones” se puede y se debe hacer cualquier cantidad de desatinos cuyas consecuencias las pagará la economía y, por cierto, la gente. Sin embargo, hay un clamor popular que consiste en el rechazo del desmadre. Vamos a tener que implorar el establecimiento de un gobierno que pueda llamarse de esa manera.
Por su lado, para provocar algo de hilaridad dentro de esta tragedia, el PAN (Margarita Zavala incluida) ha rechazado la política del gobierno sin admitir en absoluto su responsabilidad en la llamada reforma energética, la cual contiene como parte del plan el descontrol del abastecimiento de gasolinas y los gasolinazos. Los senadores del PAN proponen ahora quitar impuestos al combustible aunque ellos mismos los votaron en el Congreso, pese a que no es la carga impositiva el problema sino la especulación inducida por el desgobierno.
Tenemos desmadre, sí, pero éste no es unipartidista sino de origen claramente bipartidista.
fuente.-

EL "GENERAL AGUILA" MATO 3 MUJERES a MANSALVA por un DOLOR de MUELAS....del odio estuvo presente en la tragedia.


Luis Homero Águila, un ex militar, irrumpió el 14 de septiembre pasado en la fiscalía de Jalisco y disparó contra cuatro mujeres, tres fallecieron; el hombre fue abatido. El ataque derivó de una denuncia que no avanzó en contra de su dentista, a quien responsabilizaba de sus dolores de cabeza.

Su cuerpo permaneció en la morgue durante cuatro días sin que nadie lo reclamara, hasta que aparecieron sus hijos, que vinieron de otra ciudad para llevárselo discretamente, sin informar dónde lo sepultarían. Se le considera el único responsable de las muertes que ocasionó, se dijo que era un desequilibrado mental y que nadie podría haber previsto lo que ocurriría; sin embargo, su historia también permite mirar en los rincones de la burocracia y lo que en ellos se reproduce.
“F” es agente de la fiscalía de Jalisco, lleva lentes oscuros que no se quita para hablar, el día en que ocurrieron los hechos estaba en el estacionamiento de la dependencia, ahí escuchó las detonaciones, desenfundó su arma y fue a ver qué ocurría, igual que muchos de sus compañeros.
“En este caso, el único culpable está bien muerto, los demás son víctimas de un loco, del exceso de confianza, de la falta de criterio o de la política, tal vez”, dice cuando rememora el miércoles 14 de septiembre: ese día Luis Homero Águila —un escribano que llevaba lustros utilizando una vieja máquina para llenar formularios de denuncias bajo una sombrilla a las afueras de las oficinas ministeriales— ingresó al área deAtención Temprana y disparó a quemarropa contra cuatro mujeres. Las cuatro recibieron impactos en la cabeza, una murió ahí, dos más fallecieron días después en el hospital, la única sobreviviente sigue con atención médica y en estado delicado.
Cada una de las puertas de las instalaciones de la Fiscalía del Estado, en la Calle 14 de la Zona Industrial, de Guadalajara, está custodiada por al menos un par de elementos con rifles de alto poder, excepto, la del área de Atención Temprana, puesto que es el lugar de primer contacto para quienes buscan interponer una denuncia; la gente entra y sale sin revisión alguna, sólo un policía resguarda la entrada.
Una vez dentro, en los cubículos, agentes del Ministerio Público y personal de Trabajo Social tienen contacto directo con los usuarios. El día en que todo ocurrió Luis Homero, a quien apodaban El General Águila por su pasado militar, entró sin ningún problema ocultando dos armas bajo la ropa, una calibre 22 y otra 38.
Esa tarde, el fiscal del estado, Eduardo Almaguer, aseguró que el agresor había entrado a las instalaciones a buscar a un agente del Ministerio Público y al salir se detuvo en el área de Atención Temprana donde disparó a mansalva sobre las cuatro mujeres y después fue abatido; reconoció que hubo un grave error por parte de los elementos que resguardan los accesos.
Almaguer identificó al agresor: “Se trata de un sujeto de 56 años de nombre Luis Homero Águila, quien se hacía llamar El General Águila y decía ser ex militar”; más tarde, ese mismo día, se dijo que Águila tenía problemas de conducta y que el ataque parecía derivarse de una denuncia que no avanzaba contra un dentista al que acusó de supuesta negligencia médica al extraerle las muelas y causarle neuralgias.
Pero dicen que el demonio se esconde en los detalles: ese día Águila ingresó como muchos otros días a las instalaciones de la fiscalía, buscó a un agente del Ministerio Público que no estaba en su lugar y al salir se detuvo en el área de Atención Temprana, donde inició una conversación con la agente del Ministerio Público; lo que se dijeron únicamente lo conocen ellos y las tres trabajadoras sociales que estaban ahí.
“Lo del dentista fue la explicación más fácil, es una historia que estaba en los medios y era mejor decir eso que declarar que era un sujeto con rencor hacia la corporación. Era un loco y hubo exceso de confianza, pero tampoco se puede decir que fue un ataque directo, ni que hubo un mensaje, esto pudo haber pasado en cualquier lado”, afirma “F”, mientras ajusta sus lentes sobre la nariz.
—¿Pero qué le dijo para hacerlo enojar así?— se le cuestiona.
—Cualquier cosa, no era algo que no hubiera pasado antes, él era bipolar, yo creo, porque podías estar hablando con él tranquilamente y después se exaltaba mucho por algo que no le parecía; el problema es que ese día estaba armado y que en lugar de pedirle a un guardia que lo sacaran, la ministerio público [Laura Castañeda Amaral] del área de Atención Temprana lo confrontó— insiste “F”, quien baja la cabeza para dejar ver sus ojos por encima de las gafas; después se rasca la cabeza y suelta algo que linda entre la reflexión y la justificación: “También hay que entender que en Atención Temprana se ven cientos de casos y personas al día, muchas que llegan molestas, y es difícil guardar la compostura siempre, somos humanos”.
“B” es otro elemento de la fiscalía, conoce perfectamente el lugar donde cayó abatido el cuerpo robusto de Águila por los disparos en el pecho, boca arriba, con la guayabera negra un poco abierta y los brazos abiertos a la altura de la cabeza: “A un metro de distancia no les falló, estaba frente a ellas, sacó una de las armas y jaló el gatillo, no necesitaba ser experto; hubiera podido matar a más personas, pero cuando disparó por cuarta vez varios ministeriales lo tenían en la mira. ¡Pum, pum, pum! Cayó”.

Del otro lado del cubículo, la trabajadora social María Verónica García yacía muerta con un disparo en la cabeza; Araceli Bautista Rocha, Elizabeth Flores Sánchez y Laura Castañeda Amaral estaban mal heridas y esperaban atención médica; sin embargo, las dos últimas murieron días después en el hospital.
—Suelta la pistola, le gritaron —continúa “B” con el relato— y todavía el cabrón voltea y dice: “¡Qué, si yo estoy enfermo!”; pero nomás volvió a levantar el arma, ¡pum!, piso, porque en ese momento era un asesino y no sabes a quién más le vaya a disparar. 
El Matamuelas y el odio al gobierno
Tras el ataque, el fiscal Eduardo Almaguer indicó que una de las líneas de investigación tenía que ver con un litigio de Homero Águila contra Rubén Martínez Maldonado, dentista que en 2002 le habría dañado cinco muelas.
En 2014 el caso se documentó en medios locales como una denuncia ciudadana y aunque llegó a la Comisión de Arbitraje Médico de Jalisco, no encontró elementos para proceder en contra del dentista; en la fiscalía, Águila llevaba una querella en la que exigía una indemnización de 500 mil pesos e inhabilitar al médico, a quien apodó El Matamuelas y hasta le escribió un rap que publicó en YouTube, en el que dice que “estaba preparado, pero para fregarte”.
En la fiscalía el caso estaba en proceso de conciliación, pero la versión que daba Homero Águila en las cartas que enviaba a distintas dependencias es confusa: en una de ellas, recibida por el Congreso de Jalisco, acusa al gobierno estatal de estarlo orillando a hacer justicia “con propia mano” y más adelante cambia su versión.
“Yo he manifestado por escrito que obligan a los agraviados a hacerse justicia por propia mano y como yo siempre he sido un dolor de cabeza para los malos gobiernos, para ellos sería excelente si matara al Matamuelas [o intentara asesinarlo] y sólo así me refundirían en un penal como el matadentistas”, señala la carta fechada el 27 de junio de 2016; sin embargo, párrafos después señala que el Matamuelas está a punto de ser arrestado porque pronto se resolvería una orden de aprehensión en su contra.
Hoy, el consultorio que Martínez Maldonado tuvo en uno de los viejos edificio de la Avenida Chapultepec, una concurrida zona de bares y restaurantes hipsters en Guadalajara, está vacío: “Hace más de tres años que ya nadie despacha ahí y desde entonces está cerrado”, dice el conserje cuando se pregunta por el dentista.
“Yo creo que en el fondo lo que tenía era un odio profundo contra el gobierno, decía que cuando fue militar tuvo problemas con Gutiérrez Rebollo y lo dieron de baja sin pensionarlo; últimamente le regresaban todos sus escritos, porque con el nuevo sistema penal hay formatos para hacer las denuncias y los escritos que él presentaba estaban llenos de errores; él decía que le querían quitar el trabajo”, señala “B”, quien lo veía a diario en el Escritorio Público El Paraguas, la pequeña sombrilla que Águila consideraba su despacho.

Las denuncias de corrupción y los señalamientos contra distintos funcionarios, desde el Presidente hasta algún agente del Ministerio Público, eran frecuentes en sus misivas.
En otra de sus cartas, siempre escritas en su vieja máquina Remington, expone que el nuevo sistema acabaría con su empleo: “Con este sistema de que en Recaudadoras —los sitios en que se pagan los trámites estatales— quieren los números de las carpetas de investigación no judiciable, desde luego que no tiene caso que me reciban mis escritos en Oficialía de Partes, porque me los van a regresar de las Recaudadoras y, en otras palabras, se salieron con la suya en la fiscalía de dejarme sin trabajo”.
Alcohólico y solo
“Sé que vivía con una mujer, ahí cerca de donde antes estaba la fiscalía, pero dicen que tenía problemas con el alcohol, le gustaba beber y por eso lo dejó la mujer; tuvo dos hijos con él y después no sé a dónde se fue”, asegura “F”.
Según los documentos con los que algunas dependencias respondieron a los escritos de Homero Águila, vivía en un edificio deteriorado de la Avenida Niños Héroes, en la Colonia Americana de Guadalajara, una de las zonas donde ha detonado el crecimiento vertical de la ciudad, pero nadie abre la puerta de su cuarto, el primero al traspasar la reja.
Uno de los vidrios biselados del portón de metal está roto y a través del pequeño resquicio se puede ver parte de lo que fue la casa de Luis Homero Águila: cosas tiradas, una pared descolorida y polvo; dicen que vivía con tres perros, pero no hay rastro de ninguno, la fiscalía ha cateado el cuarto en busca de pistas.
“Él cuidaba aquí y le daban chance de vivir en el cuarto, aparentemente era alguien tranquilo, ¿de las armas? No sé, supongo que las tenía aquí para cuidar”, dice un hombre que sale caminando del estacionamiento subterráneo del edificio y niega tener más datos.
Un día después del ataque estalló un conato de huelga en la fiscalía, los empleados amagaron con un paro general, si no renunciaban tanto el fiscal central, Rafael Castellanos, como el fiscal general, Eduardo Almaguer; después de horas de negociaciones se conjuró el paro y unos días más tarde Castellanos fue destituido.
“Estábamos enojados. Castellanos y el comandante encargado de la guardia ese día fueron los que la pagaron, aunque, como te dije, el único culpable está bien muerto”, insiste “B”.
fuente.-

GASOLINAZO "DESPIERTA la FURIA CIUDADANA" CONTRA la CLASE POLITICA INSENSIBLE,CORRUPTA e INEPTA...joder a Mexico,la PRIoridad del gobierno.

Imagen.-twitter/
La furia ciudadana ante el gasolinazo que arranca pasado mañana (¡feliz 2017!) va mucho más allá del golpe al bolsillo. 

A nadie le gusta pagar más, y menos mucho más, por llenar el tanque. Pero hay además una profunda sensación de injusticia, de un gobierno que impone un sacrificio sin hacer lo correspondiente. La impresión es de una clase política insensible, corrupta e inepta.

Porque el gasolinazo cierra el año de los gobernadores rateros y legisladores rapaces, unos robando directa e ilegalmente del presupuesto y otros recetándose legalmente pagos extraordinarios como el tristemente célebre bono navideño. 

Porque muestra a un gobierno que presume una medida cuando lo que tendría que ofrecer es, al menos, una disculpa. A muy pocos les interesa que les hablen de un mercado de combustibles más competitivo y eficiente si ello implicará pagar mucho más por ello. Es todo ese conjunto, no sólo el golpe de la medida, lo que hace obsceno al gasolinazo. 

Porque, es cierto, el aumento nada tiene que ver con la Reforma Energética. Pero tiene todo que ver con la quiebra de Pemex, producto de décadas de un pésimo manejo de la empresa. Ciertamente, el petróleo era de todos, y ahora todos habremos de pagar esa impresionante ineptitud, en la que también fue partícipe esta administración hasta febrero de este año.

El gobierno actual podría decir que le toca pagar la culpa de una impresionante acumulación de errores históricos. Una triste realidad, sin duda, pero igualmente es verdad que esta administración es vista, con razón o sin ella, como la más dispendiosa y corrupta desde los ya lejanos tiempos de López Portillo.

No hay nada que se pueda hacer para evitar el golpe, pero se requiere un esfuerzo de austeridad. No sólo de recortar el gasto público, sino de recortar el gasto de los servidores públicos. Austeridad, clara, no sólo del gobierno, sino de los gobernantes. No presumir sobre el realismo financiero, sino explicar y pedir perdón por el golpe a las finanzas de los ciudadanos. Si hace dos años, en su mensaje de año nuevo para 2015, el presidente Peña presumió los logros de la reforma energética y la hacendaria, en unos días debería mostrar humildad y contrición.

El Secretario de Hacienda, por su parte, debe aterrizar sus palabras. Sí, el golpe inflacionario será transitorio, pero será un golpe (y rudo). 

Ciertamente, la gasolina seguirá siendo barata comparada con muchos otros países, pero mucho más cara con respecto a lo que todavía hoy se paga (si se encuentra, claro). Y el mexicano compara con el precio que se paga en Estados Unidos, no en Argentina o en España. No pocos escuchan a José Antonio Meade y se debaten sobre sí está alejado de la realidad o se burla de la ciudadanía. No es lo uno ni lo otro, pero eso transmite al tratar de dorar la píldora del gasolinazo.

Y, por supuesto, tal ineptitud en la acción y el mensaje alimentarán un enardecido populismo gasolinero durante 2018.



Fuente.-Sergio Negrete/Twitter:@econokafka